Mis fábulas y demás

Rimas para el recuerdo 

El hidrópico y el avaro 

* hidrópico: insaciable


Sed horrible atormentaba
a un pobre hidrópico un día,
y agua y más agua bebía,
y más su sed aumentaba.
Un avaro le miraba
y se rió de su merced:
"He aquí la imagen de usted,
le dijo una labradora,
pues mientras más atesora
más insaciable es su sed".


de José Rosas Moreno










Librerías online

Casa del libro
Amazon España
El jardín del libro
www.000webhost.com