Mis fábulas y demás

Rimas para el recuerdo... 

La abeja y el zángano 

¿Qué causa, infeliz, he dado
para que me desterréis?

Triste un zángano decía
a una abeja, que al dintel
se hallaba de la colmena.
¿Quieres indicarme a quién
he causado el menor daño?
-A nadie, seguro es,
respondió al punto la abeja.
Pero ¿cuándo hiciste bien?,
¿basta ser inofensivo
para que comas la miel
que cogemos de las flores?,
¿te gusta holgar? Marcha, pues,
a donde por no hacer nada
casa y comida te den;

que aquí tan sólo el trabajo
con fruto consigue prez.-
Sabia y concisa la abeja,
hizo al zángano entender
que no basta no hacer mal,
es necesario hacer bien.pre>

de BAEZA.
Fábula recopilada en El trovador de la niñez: colección de composiciones en verso para ejercitarse los niños en la lectura de poesías de doña Pilar Pascual de San Juan










Librerías online

Casa del libro
Amazon España
El jardín del libro
www.000webhost.com