Mis fábulas y demás

Fábulas de Hartzenbusch 

Luchas estériles 

Por una simple manzana,
dos rapazuelos pobretes
se pegaron de puñetes
un martes por la mañana.
Cansados de sacudirse,
y actuando, al fin, la razón,
de la lucha la cuestión
acordaron repartirse.
Uno de ellos, la fruta
partió, y una vez partida,
vieron que estaba podrida
y era inútil la disputa.










Librerías online

Casa del libro
Amazon España
El jardín del libro
www.000webhost.com